martes, 22 de noviembre de 2016

Libro Imprescindible


Para quienes quieran conocer importantes hechos historicos de estas casi 6 decadas de dictadura castrista en Cuba, el libro "Fidel y Raul, Delirios y Fantasias", del periodista cubano Pablo Alfonso, es una lectura imprescindible. Este libro, basado exclusivamente en los discursos del comandante y publicaciones del Granma y otros organos de prensa del regimen, nos muestra los caprichos, disparates y hasta estupideces de un dictador narcisista y megalomano endiosado en el poder. Son disparates y abusos de poder que solo pueden ocurrir en dictaduras donde no hay separacion de poderes y donde el dictador no tiene oposicion ni prensa libre que le hagan contrapeso alguno. Son hechos historicos que la historiografia oficial ha preferido esconder y borrar para que los cubanos no sepan que el principal responsable del descalabro de la economia del pais y la destruccion de su infraestructura no es el bloqueo gringo, sino el modelo totalitario impuesto por Fidel y sus caprichos absurdos.

Si quiere enterarse de momentos importantes de la historia real de nuestra patria bajo Fidel y Raul, descargue la version en PDF del libro. Debajo esta el enlace, copielo, peguelo en un buscador y descarguelo.

https://drive.google.com/file/d/0B2dIosed3nC8QUwwUzV2UGdmelU/view?usp=sharing

sábado, 15 de agosto de 2015

Respuesta a Alberto Buitre, amante de la dictadura cubana

Esta es la respuesta al periodista mexicano Alberto Buitre. Pidió opiniones en un artículo en el Huftington Post y yo decidí responderle:

Camarada Buitre, leí su artículo de opinión en Hunftington Post y acepto su reto!! Pero primero tiene que irse a vivir a Cuba un tiempo como vive la inmensa mayoria de los cubanos. Ir de turista con dólares no vale. Tampoco vaya a hacer turismo ideológico pues el régimen sólo le mostrará la vitrina. El solo hecho de ser extranjero ya le dará ventajas en un país donde se ha dado prioridad a los extranjeros sobre los nacionales.
Vaya a vivir como viven los cubanos, deje que entren en confianza para que le digan lo que realmente piensan y no lo que están condicionados a decir desde que nacieron.
Vaya desprejuiciado y trate de ser imparcial. Comparar la pobreza de Cuba con la de México tampoco vale. Es como decir a los mexicanos "no se quejen pues en Africa algunos viven peor". La pobreza de los cubanos no es folclórica, es real. Incluso con acceso a servicios que los pobres en muchos otros lugares no tienen, no deja de ser pobreza, y vivir en esas condiciones es denigrante. O es que porque hay muchos problemas en México los cubanos tienen que resignarse a vivir toda su vida sin perspectiva de una vida mas cómoda y mejor?
Lo que pasa en México no justifica la dictadura en Cuba. Que usted simpatice con un regimen que en 54 años ha sido incapaz de brindar una vida digna para la mayoría no le da derecho a atacar a los cubanos que se oponen a ese gobierno.
Cada año, segun las autoridades de emigracion cubana, mas de 50,000 cubanos emigran legalmente. Imagine cuántos más lo hacen de forma ilegal. Sólo este año más de 700 médicos cubanos, esos que la propaganda presenta como aguerridos combatientes que se sacrifican por la patria, han abandonado sus puestos en Venezuela. Serán tontos esos millones que han abandonado la obra "luminosa" de Fidel?
Camarada Buitre, esta claro que ud simpatiza con la dictadura cubana y evidentemente le parece bien que una misma familia esté en el poder durante 6 décadas, no importa sus abusos de poder ni su incompetencia para crear un país próspero.
Antes que me venga con el cuento del bloqueo, le recuerdo que el principal bloqueo es el que impuso el dictador caprichoso a los cubanos. Pero ese es tema para otro escrito. Los ejemplos son muchos.
En fin camarada, le invito a vivir en Cuba como cubano de a pie, en un cuarto con 4 pesonas más, compartiendo el baño con 12, pasando gran parte de su tiempo en colas interminables, sufriendo la desidia de la burocracia socialista, los malos tratos en todos los servicios, teniendo que "resolver" es decir, robar lo que sea para comer hasta fin de mes, teniendo el CDR vigilando sus pasos en la cuadra, o miles de policias deteniéndolo por la calle para ver en que anda y si le pueden quitar lo que ud antes se robó. Y cuando se canse de ser controlado, vigilado, o de no poder comprarse un par de zapatos porque su salario miserable se lo pagan en una moneda y el gobierno vende casi todo en otra moneda a precios de usura, asegúrese de quejarse en voz baja, dentro de su casa. Si se atreve, hágalo en la esquina, la gente le dará por loco. Eso si, no se atreva a pararse frente a alguna sede del gobierno a criticar a los gloriosos líderes, ni lo haga en su trabajo o escuela porque en ese caso, aunque hay miles de razones para criticar, sera tildado de loco, delincuente o mercenario, expulsado de su trabajo o en prisión.
Y no se le ocurra hablar de los graves problemas sociales que arrastra el país: alcoholismo, prostitución, drogas, robo, violencia, criminalidad, crisis de vivienda etc. etc. etc. Segun la prensa oficial y los apologistas de la dictadura (entre esos me temo que esta usted) esos problemas no existen, así que si los saca a relucir, también le acusaran de gusano mercenario. No son tan graves como en México, pero existen a pesar de ser Cuba un estado policial, y afectan a los cubanos.
Vaya y haga el experimento y después me cuenta si aun sigue entusiasmado con la dictadura. Aunque siendo extranjero creo que no la va a pasar tan mal, ni siquiera sin dinero.
Sólo recuerde, porque los cubanos tengamos servicios de salud y educación que en muchos casos son mediocres (y nada gratuitos pues los pagamos con salarios miserables y falta de muchos otros servicios), no se justifica que tengamos que soportar un régimen totalitario y dictatorial, del que, dicho sea de paso, tambien escapan los hijos de los más altos líderes comunistas. Si quiere le mando un listado. Por qué tenemos que soportar un gobierno del que huyen los hijos de quienes lo dirigen?
Finalmente, si tanto le atrae un gobierno unipersonal, caprichoso, vengativo y manipulador del pueblo, haga su propia revolución totalitaria en Mexico. Ud es un extranjero ignorante, deberia de dejar de meterse en los asuntos de los cubanos y de atacar a la oposición, que tiene razones de sobra para existir.

martes, 11 de agosto de 2015

Los Hijos de Papa se Van al Capitalismo

 Nada refleja más el fracaso de la revolución cubana que la emigración al capitalismo de los hijos de los altos dirigentes comunistas. Los "hijos de papá", como les conocemos en Cuba, a pesar de las ventajas que disfrutan sobre el resto de la población, han decidido vivir y trabajar en el capitalismo, obviando todas las supuestas ventajas del sistema "socialista" que sus padres ayudaron a imponer y que defienden a capa y espada. Al cubano de a pie le han dado solo dos opciones: "socialismo o muerte". Muchos hijos de papá no han optado por alguna de ellas.

¿Por qué tienen los cubanos que soportar un régimen del que huyen los hijos de quienes lo dirigen? En un país con tantas restricciones financieras y migratorias, ¿Cómo es posible que estos hijos de papá salgan del país con tanta facilidad?

Yo no estoy en contra de que estas personas vivan donde les dé la gana, sólo quisiera que sus padres brindaran las mismas facilidades a todos los cubanos, y que reconozcan que el hecho de que sus hijos se marchen para siempre del país, demuestra el tremendo fracaso de la sociedad utópica que una vez quisieron construir.

Debajo podrán ver algunos de los funcionarios, artistas oficiales y dirigentes comunistas con uno o más hijos (o hijas) viviendo en el capitalismo. Es una lista incompleta, que no incluye a los muchos otros ministros, viceministros, altos oficiales militares y funcionarios intermedios cuyos hijos también se han marchado del "paraíso" que sus padres construyen:

-Fidel Castro
-Fidel Castro Diaz Balart (hijo del dictador)
-Ramon Castro (hermano del dictador)
-Ramiro Valdez
-Abelardo Colome (Ministro del Interior)
-Marino Murillo, vicepresidente del pais.
-Juan Almeida
-General Luis Barreiro Carame (ex jefe de inteligencia del MININT)
-Jesus Montane
-Eusebio Leal
-Alejandro Roca (ex-ministro de la alimentacion, preso por supuesta corrupcion)
-Lazaro Barredo (exdirector del libelo oficial Granma)
-Ernesto Che Guevara (nietos)
-Tony de la Guardia
-Arnaldo Ochoa (general fusilado)
-Silvio Rodriguez
-Juan Formel

sábado, 18 de julio de 2015

Lo Que Dijo Diaz Canel en Nicaragua

El vicepresidente cubano Miguel Diaz Canel a su llegada a Nicaragua (foto tomada de Granma)

Miguel Díaz Canel, flamante vicepresidente de Cuba cuya única calificación para el cargo es ser 30 años más joven que la camarilla de octogenarios que gobierna el país, y cuyo mérito principal es haber sobrevivido varias décadas en la cadena de mando del régimen sin explotar ni ser defenestrado, ha llegado a Nicaragua para las celebraciones del 36 aniversario de la revolución sandinista. Díaz Canel, que tiene en común con los octogenarios el jamás haber sido elegido directamente por el pueblo, hizo algunas declaraciones a su llegada que me parecen muy interesantes.

Dijo Diaz Canel: "la revolución sandinista está consolidada". Y yo pregunto: si una revolución se puede consolidar después de enfrentarse a elecciones democráticas multipartidistas como las que se celebran en Nicaragua, ¿por qué los líderes cubanos no celebran ese mismo tipo de elecciones en Cuba, y así consolidan la revolución cubana, que se encuentra tan desmejorada y desprestigiada ?

viernes, 15 de mayo de 2015

La Vivienda en La Cuba Real

Vean la realidad de la vivienda en Cuba y cómo las reformas cosméticas del régimen no benefician realmente a la mayoría del pueblo cubano. La dictadura totalitaria que confiscó y nacionalizó todas las propiedades de los cubanos, sin importar cuanto sacrificio y sudor invirtieron en ellas, se hizo de un porrazo y a la fuerza, dueña y administradora absoluta de todos los bienes inmuebles del país. La precaria situación de la mayoría de las casas y edificios del país demuestran la incompetencia y la desidia de un régimen más interesado en la propaganda internacional que en el bienestar del pueblo. A los tontos que aún culpan al bloqueo del desastre, les recuerdo que mientras las ciudades del país decaían, el dictador mayor malgastaba los recursos del pueblo cubano entrenando, financiando y promoviendo guerrillas por el mundo, o enviando cientos de miles de soldados a guerras ajenas en Africa. Solamente la guerra en Angola duró 10 años, al costo de miles de vidas de jóvenes cubanos y millones de dólares del tesoro nacional. Y no podemos olvidar que mientras los derrumbes ya eran parte de la realidad cotidiana en la capital, la dictadura construyó cientos de kilometros de túneles de concreto para una invasión ficticia. Millones de toneladas de cemento, piedra y cabillas que podrian haber resuelto buena parte del problema de la vivienda y que hoy son un monumento a la mediocridad y los caprichos de ese régimen. Eso si, las mansiones de los magnates del régimen en Miramar, Jaimanitas, Cubanacan o Nuevo Vedado nunca carecieron de los recursos para su manutención y reparación. Ese es el régimen de "socialismo luminoso" para el pueblo.


martes, 21 de octubre de 2014

Respuesta a 25 Preguntas Tontas de un Propagandista Asalariado de la Dictadura

Uno de los tantos parasitos asalariados que hacen propaganda a favor de la dictadura ha publicado 25 preguntas "tontas" como él mismo les llama. Yo respondí a sus preguntas tontas, pero por supuesto, no se publicaron, porque los propagandistas censuran todo lo que ponga en peligro su pincha fácil de hablar tonterias en internet. Es por ello que he decidido contestar sus 25 preguntas aquí en mi blog.

Por: Eddy El Gallo (este es el propagandista asalariado)

1. ¿Qué pasó el 10 de octubre de 1868?

-El 10 de octubre de 1868 Carlos Manuel de Céspedes (el verdadero padre de la patria cubana, no el dictador que dice Silvio) liberó a sus esclavos y los llamó a luchar por la independencia. Este hecho se conoce históricamente como el comienzo de la guerra de los 10 años, primera de nuestras guerras por la independencia España.

 2. ¿Por qué los criollos querían ser independientes de España?


-Los criollos querían ser independientes de España porque ya para principios del siglo 18 existía un incipiente sentimiento nacionalista. Los jóvenes dejaron de identificarse con la patria de sus padres (la metrópoli) y a pensar en una propia. Por supuesto que la independencia económica fue parte importante del asunto: los criollos no querian seguir pagando los onerosos impuestos de la metrópoli, querían comerciar directamente con los paises vecinos y mantener sus ganancias para si.

 3. ¿Por qué fracasó la Guerra de los Diez Años?


-Hay muchas causas del fracaso de la guerra de los 10 años, en primer lugar la fatiga de ambos bandos. España se aferró a la joya principal de su corona e invirtió incalculables sumas de dinero y hombres para mantenerla. Los mambises sufrieron divisiones en sus filas y finalmente decidieron firmar el pacto del Zanjón.

 4. ¿Por qué José Martí fundó un solo partido para luchar por la independencia de Cuba?


José Martí fundó un sólo partido político porque es irracional fundar 2 partidos. No conozco a nadie en la historia, de ninguna ideología, que haya fundado 2 o 3 partidos simultáneamente para lograr el mismo objetivo. Martí fundó su partido y estoy seguro que habría colaborado con otros partidos, para lograr la independencia. Es una falacia justificar la existencia del PCC de Fidel como partido único permitido en los últimos 60 años solo porque Martí fundo un partido para lograr la independencia.

 5. ¿Qué motivos tendría España para hacer explotar el Maine?


Es debatible que España haya volado el Maine, pero no hay evidencia de lo contrario, a menos que las suposiciones y especulaciones de la historiografía revolucionaria de que el Maine fue volado por Estados Unidos sean aceptadas aun sin pruebas reales.

 6. ¿Cuántos países han invadido Cuba? ¿Cuántas veces? ¿Por qué?


-Estados Unidos invadió Cuba más de una vez. Estados Unidos era un naciente poder imperialista que quería extender su poder e influencia en la región, por eso intervino en la guerra civil en Cuba. Como resultado tuvimos la ocupación del país y la imposición de la Enmienda Platt, por culpa de la cual hubo otras intervenciones. Pero los cubanos lucharon contra la enmienda y esta fue abolida finalmente en 1934. Los abusos de la potencia norteamericana contra la naciente Republica ayudaron a cementar nuestros sentimientos nacionalistas, circunstancia que aprovecho Fidel Castro para imponer un sistema ajeno a nuestra idiosincrasia. La intervención norteamericana no justifica una dictadura unipersonal que ya dura 6 décadas.

Cuba no ha invadido países, pero el régimen cubano ha enviado tropas cubanas a combatir en numerosas guerras ajenas donde han muerto miles de jóvenes cubanos y donde ha gastado mucha plata del pueblo cubano. Si hubieran usado todos esos recursos en el desarrollo del país, quizás no estaría el país en bancarrota.

 7. ¿Quién escribió la Enmienda Platt? ¿Dónde? ¿Por qué? ¿Qué decía?


-Ya hablé de la imposición de la Enmienda Platt en el anterior. De nuevo, no justifica la dictadura de Fidel.

 8. ¿Por qué hay una base militar en Guantánamo que no es guantanamera?


-Hay una base naval impuesta por la potencia interventora y refrendada por el gobierno cubano bajo ocupación. La base esta en territorio cubano y debe ser devuelta sin condiciones. Tengo la certeza de que una vez que no exista la dictadura, ese territorio volverá a manos del pueblo cubano.

 9. ¿Cuáles eran los objetivos de la revolución del 30? ¿Se fue a bolina? ¿Por qué?


-La revolución del 30 no se fue a bolina, eso es solo una opinión de uno de los muchos participantes. La realidad es que la revolución del 30 cumplió su objetivo de derrocar al dictador Gerardo Machado, quien tuvo que abandonar el poder. Además, la revolución del 30 abrió las puertas a la participación de las  corrientes más progresistas del país en la vida política y culmino en 1940 con la aprobación de una constitución que estaba entre las más progresistas y avanzadas de la época.

 10. ¿Batista era un dictador?


-Batista dio un golpe de estado en 1952 y rompió el orden constitucional del país. Sí era un dictador y además un asesino.

 11. ¿Por qué hubo un ataque al Moncada, un desembarco del yate Granma y un ataque al Palacio Presidencial?


-Hubo un ataque al Moncada y desembarco del Granma y asalto al palacio presidencial porque sectores de la juventud se opusieron a la dictadura y querían regresar al proceso democrático y la constitución de 1940 que Batista había violado. Por cierto, el asalto al palacio presidencial lo llevo a cabo un grupo diferente al de Fidel Castro pues había varios grupos luchando contra la dictadura.

 12. ¿Hacía falta una revolución en Cuba en 1959?


Hacia falta una revolución para acabar con la dictadura de Batista, volver a la constitución de 1940 y luchar contra la corrupción y eliminar la pobreza. Pero no hacia falta imponer un modelo ajeno e ineficiente para lograrlo. Fidel Castro engaño a los cubanos, les dijo que ni era comunista ni quería implantar el comunismo. Dijo además que no le interesaba el poder.  Termino imponiendo una dictadura comunista y siendo el dictador con el record Guinness de mayor tiempo en el poder.

 13. ¿La Revolución Cubana siempre fue socialista? ¿Por qué se hizo socialista?


-La revolución cubana tuvo el apoyo mayoritario de la población porque sus líderes juraban que era tan cubana como las palmas. Mintieron, terminamos siendo satélites de otra superpotencia, la URSS. Fidel Castro sabia que en democracia no podría estar en el poder de por vida, así que implanto un régimen de partido único donde el controlaba todo y todos.

 14. ¿Por qué se fundó el PCC?


-El PCC se fundo para complacer a Fidel Castro pues como dictador sabia que el control absoluto y la eliminación de cualquier oposición es esencial para mantenerse en el poder de por vida.

 15. ¿Qué cosa es el socialismo/comunismo? ¿Cuál es su objetivo?


-El socialismo/comunismo busca la eliminación del modo de producción capitalista, que se basa en la ganancia mercantil y la oferta y demanda. Lamentablemente no toman en cuenta la naturaleza humana y por eso el comunismo hay que imponerlo y mantenerlo a fuerza de represión y propaganda. Ha fracasado económicamente donde quiera que se impone, trayendo la ruina de esos países y millones de ciudadanos huyendo del paraíso donde los que realmente viven bien son los lideres. Alguien dijo que el comunismo dura lo que dura el dinero de los demás.

 16. ¿El socialismo/comunismo es un desastre económico?


-El comunismo ha fracasado en todas partes. El modelo irracional que impuso Fidel ha sido un desastre para el pueblo cubano. La confiscación de todos los negocios, hasta los sillones de limpiabotas, trajo como consecuencia escasez y malos servicios que duran hasta hoy. Claro que culpan al bloqueo del desastre, pero miren a la agricultura privada y los negocios privados como florecen y generan riqueza a pesar del bloqueo, mientras los estatales siguen en la mediocridad e irrentabilidad.

 17. ¿Qué país ha desarrollado el socialismo/comunismo sin subversión, ataques, guerras, difamación e injerencia extranjera constante? ¿Por qué?


-Yo conozco un país que ha desarrollado el comunismo ejerciendo la subversión, promoviendo movimientos armados en países independientes, financiando guerrillas, entrenando aventureros, mandando cubanos a guerras ajenas, difamando de todo el que critica tanta irracionalidad. Ese país es la Cuba de Fidel.

 18. ¿Cuáles son los logros de la Revolución Cubana? ¿Por qué?


-La revolución cubana logró durante 3 décadas una distribución más equitativa de la pobreza (porque los únicos que podían tener prebendas y ventajas eran los altos líderes) y logro avances en los campos de la educación y la salud. Hay que señalar que no hay nada gratuito en Cuba, Fidel no nos regala nada, simplemente ha usado parte de los recursos que nos pertenecen para brindarnos los servicios que merecemos. Todos los buenos gobiernos del mundo actúan de la misma manera y lo hacen sin condicionamientos ideológicos ni adoctrinamiento ni culto a la personalidad.

 19. ¿Cuáles son los fracasos de la Revolución Cubana? ¿Por qué?


-La revolución cubana ha fracasado en casi todo: destruyó una economía dinámica y productiva, separó a las familias cubanas, nos convirtió en emigrantes, envió a homosexuales a campos de concentración, declaró el ateismo de forma oficial y los cubanos se vieron a esconder sus creencias, malgastó nuestro dinero en guerras ajenas, nos prohibió entrar y salir libremente de nuestra patria, nos prohibió entrar a hoteles e instalaciones que supuestamente eran del pueblo, nos discriminaban cuando dejaban invertir a extranjeros y no a cubanos, rechazó desarrollar el turismo cuando contaba con los generosos subsidios soviéticos y cuando comenzó el periodo especial el país no producía nada. Para colmo, en medio de la hambruna que comenzó en 1991 el dictador se opuso durante más de 3 años a los mercados campesinos. Para concluir, esos ancianos que dicen querer al pueblo, demoraron 20 años desde el comienzo de la crisis para hacer los cambios que ahora lentamente hacen.

 20. ¿Qué cosa es el capitalismo? ¿Cuál es su objetivo?


-El capitalismo es un sistema de oferta y demanda, donde prima la obtención de ganancias. No es el sistema perfecto, pero sin dudas es mejor que el comunismo dictatorial donde un solo hombre gobierna de por vida, porque esta más acorde con la naturaleza humana. Por supuesto que no todos los capitalismos son iguales. Debemos aspirar al capitalismo con fuerte influencia del estado como en los países nórdicos, pero con democracia y libertades.

 21. ¿Existen imperios en el mundo? ¿Por qué? ¿Qué se proponen? ¿Cuáles son sus características?


-Existen imperios y seguramente seguirán existiendo. Eso no justifica la existencia de una dictadura en Cuba.

 22. ¿Qué sucede cuando un país no cumple con los deseos del imperio?


-Eso no lo se, pero cuando un país confisca las propiedades de un imperio y no le paga lo que debe, ese imperio puede negarse a comerciar con el. Y eso no justifica la dictadura en Cuba.

 23. ¿Se puede ser un país independiente y soberano haciendo todo lo que el imperio quiere que hagas?


-Se puede ser independiente de cualquier imperio y también de dictadores y dogmas. A eso debemos aspirar los cubanos, a que una vez que la dictadura no exista podamos desarrollar el país de forma democrática y de forma independiente.

 24. ¿Cuba puede ser independiente y soberana sin ser socialista y antiimperialista?


-Claro que Cuba puede ser independiente sin dictadura comunista!!! Los que dicen que no son cómplices del dictador y se benefician del desastre. Muchos países son independientes y prósperos sin caudillos de mano dura que hacen lo que les da la gana con la gente y la economía. El antimperialismo es cuento de camino, los cubanos en su mayoría sienten afinidad por los Estados Unidos y prueba de ello es el creciente número de "revolucionarios" que se pasan la vida en el monstruo.

 25. ¿Vale la pena ser un país independiente y soberano?


-Claro que vale la pena un país independiente y soberano, y eso tiene que empezar por la independencia y la soberanía personal. Con Fidel Castro jamás hemos sido independientes, hemos sido manipulados hasta la saciedad. Cuba tampoco ha sido independiente, ha dependido de los subsidios de otros, primero de la URSS, ahora de Venezuela. Cuba tiene que ser independiente de un dogma, un partido y un dictador que jamás ha sido elegido por el pueblo.
 
Si los ancianos que llevan 6 décadas aferrados al poder sin tener que responder por su incompetencia, sus abusos de poder, sus disparates y caprichos de verdad tuvieran al pueblo cubano en el centro de sus intereses, hace rato habrían renunciado. Ellos son el problema y el principal obstáculo en el camino a una Cuba libre, independiente y prospera.
 

26. ¿Qué pasó el 10 de octubre de 1868?
 
-El 10 de octubre de 1868 Carlos Manuel de Céspedes (el verdadero padre de la patria cubana, no el dictador que dice Silvio) liberó a sus esclavos y los llamó a luchar por la independencia. Este hecho se conoce históricamente como el comienzo de la guerra de los 10 años, primera de nuestras guerras por la independencia España.

lunes, 8 de septiembre de 2014

Los 5 Superheroes



La campaña del régimen cubano por la liberación de sus espías presos en Estados Unidos dura ya más de una década. Son varios años malgastando el dinero del pueblo cubano en esta cortina de humo que busca desviar la atención de la gente para que no piense en los acuciantes problemas sociales, económicos, civiles y políticos que les agobian.

Los que conocen bien como funciona el regimen cubano saben que no es la libertad de los 5 "superespías" la razón de esta campaña masiva. Antes de ésta tuvimos la batalla por el regreso de Elian, la batalla contra la deuda externa etc. etc. etc. Después de esta batalla aparecerá otra y otra más, porque un gobierno incapaz de satisfacer las necesidades materiales y espirituales de la gente, necesita buscar formas de mantenerlos entretenidos.

Ha sido además una campaña ineficaz pues no ha logrado su objetivo: los 2 espías que han sido liberados lo hicieron después de cumplir su condena. Nada hace indicar que los otros vayan a salir de prisión antes de que les toque.

Yo me pregunto: si ya liberaron a 2 de los 5, ¿por qué siguen clamando por la liberación de 5? La respuesta es muy sencilla, el régimen cubano es incompetente en casi todo menos en represión y propaganda. Ellos saben que pedir por 3 no tendría el efecto mediático que seguir clamando por 5. Usan una simple fórmula del marketing y la propaganda: la exageración de cifras.

¿Quienes son los 5 superheroes? Son miembros de una red de espías mucho más extensa, conocida como Red Avispa. Según el régimen cubano, esa red trabajaba dentro de Estados Unidos para evitar ataques terroristas en Cuba; sin embargo, muchos de los miembros de la red que decidieron cooperar con las autoridades norteamericanas a cambio de sentencias más leves, han afirmado que también espiaban instalaciones del Comando Sur en la Florida. En cualquier caso, el gobierno cubano pretende ignorar que espiar en un país extranjero, incluso con fines nobles, es ilegal. Si un norteamericano fuera a Cuba a espiar a las decenas de prófugos de la justicia de Estados Unidos que viven alli, y fuera capturado por las autoridades cubanas, la condena sería igual de severa.

Otra pregunta que el régimen no ha respondido es: ¿por qué estos 5 integrantes de la Red Avispa son considerados héroes y los otros no?  ¿No estaban todos trabajando para evitar ataques terroristas en Cuba? La conclusión es que estos 5 no son "héroes" por evitar el terrorismo, sino porque fueron los únicos de la red que decidieron ir a prisión antes que traicionar a sus jefes en La Habana. Si aplicamos esta torcida lógica, los mafiosos y criminales que van a prisión sin traicionar a sus jefes y compañeros de fechorías también podrían ser considerados como héroes.

Sólo en el reino de lo irreal maravilloso y del absurdo, el reino del comandante, cualquier espía, por malo que sea, es considerado un héroe. Y digo malo porque los buenos espías no se dejan agarrar tan facilmente. El gobierno de Fidel y Raúl está tan desprestigiado que necesita inventarse héroes de ficción para mantener la leyenda de una revolución que hace rato dejó de serlo.

En cuanto a los 2 superheroes ya liberados, sabemos que se integrarán a la cúpula oligarquica de Fidel y compañía y desde ya serán mantenidos por el pueblo cubano, que pagará por las casas, las prebendas, los viajes y vacilones de estos y sus familiares. Por supuesto, habrá tontos útiles que justificarán este mal uso de los recursos del país, porque como Fidel, los superheroes "sacrificaron" sus vidas por el bienestar de todos nosotros, aunque nunca les pedimos que hicieran tal sacrificio.

jueves, 16 de enero de 2014

La Revolución de los Humildes

Caricatura de Garrincha, tomada de El Guama

Fidel y Raúl: Delirios y fantasías (I)

 He decidido publicar, por su importancia histórica y por ser testimonio imprescindible de los acontecimientos en nuestra patria en los últimos 55 años, capitulos del libro "Fidel y Raúl, Delirios y fantasías", del periodista cubano Pablo Alfonso. Este libro, basado en testimonios y citas textuales bien documentadas, nos muestra los disparates y delirios de grandeza del dictador tropical, y explica en gran medida el desastre que es Cuba hoy, y las causas de tantos fracasos. Como comenté a Pablo Alfonso via Twitter, este libro debería entregarse gratuitamente dentro de Cuba, para que las nuevas generaciones vean la causa verdadera de sus penurias y limitaciones; para que vean como un sólo hombre ha convertido a Cuba en su finca personal, en la que hace y deshace sin rendir cuentas a nadie.

Iré publicando los capitulos a medidas que el blog de Pablo Alfonso, El Timbeke, los publique. A ver ahora como van a defender la obra del dictador tropical los muchos apologistas incautos que tiene por el mundo.
Una introducción inevitable




Ahora que Fidel Castro ha resucitado de entre los muertos parece oportuno que estas notas cobren vida.


Las engaveté cuando Fidel se puso a morir tras sufrir un sangramiento intestinal en julio de 2006. Pensé que no era bueno andar removiendo la memoria de los muertos y preferí perder los largos meses invertidos en busca de sus viejos delirios y fantasías. Cambié de idea porque los acontecimientos han transitado por otros caminos.
Fidel está de nuevo entre nosotros.
“Quiero decirte que estás ante una especie de resucitado…Llegué a estar muerto, pero resucité”, le dijo ufano a Carmen Lira Saade, directora del diario mexicano La Jornada.[1]


Así es que la historia conocida de la humanidad tiene ahora tres resucitados. Lázaro de Betania, resucitado al conjuro de Jesús; el propio Cristo, quien resucitó para redimir al género humano de sus pecados como afirman los evangelios; y ahora Fidel que, según dijo, retornó a la vida porque no quiere “estar ausente en estos días”. Así de simple.


“El mundo está en la fase más interesante y peligrosa de su existencia y yo estoy bastante comprometido con lo que vaya a pasar. Tengo cosas que hacer todavía”, le aseguró rotundo a La Jornada.
Claro que, como padre generoso y patriarca abnegado que siempre ha sido, Fidel ha regresado para advertirnos de los peligros de una inminente guerra nuclear, a la que ya le asignó fecha en dos ocasiones, por fortuna fallidas. Impertinente y tozudo como siempre, insiste en el invierno nuclear y afirma que “le ha correspondido a Cuba la dura tarea de advertir a la humanidad del peligro real que está confrontando”.[2]


Todavía no nos ha revelado quién le asignó a Cuba esa tarea ni por qué, pero desde que regresó a la arena pública, como heraldo del Apocalipsis nuclear, no cesa en sus advertencias.
Muchos piensan que Fidel delira y otros aseguran que está senil. Sobre todo después de que le dijera al periodista norteamericano Jeffrey Goldberg, de la revista The Atlantic, que “el modelo cubano ya no funciona ni para nosotros mismos”[3]y a los pocos días se desdijo.


Fidel es hoy el mismo de siempre. No está senil, sólo más viejo. Su voz es menos vibrante que en sus años jóvenes y su lenguaje corporal menos enérgico, pero sus fantasías y delirios tienen la misma intensidad de todos sus tiempos.


Las mismas obsesiones compulsivas, que en el ocaso de su vida lo llevaron a dictar magistrales conferencias televisivas para enseñar a las amas de casa cubanas cómo hacer un potaje de frijoles y ahorrar electricidad, se manifestaban desde los primeros años de gobierno en sus kilométricos discursos donde discurrían sus delirios y sus afanes, desde renovador social hasta genetista.


El Fidel que hoy advierte con insistencia el fin de todos los tiempos es el mismo que hace pocos años calculaba cuántos vatios de energía se consumen para hervir agua o colar café y ordenaba recoger todos los bombillos incandescentes del país, suprimía el uso del gas licuado y disponía la venta de ollas arroceras eléctricas a todos los hogares cubanos como parte de su revolución energética.


Fidel sigue siendo ese mismo Quijote tropicalizado que, sin adarga al brazo ni molinos de viento a los que enfrentarse, organiza epopeyas y sale victorioso de imaginarias batallas, de retos gigantescos y esfuerzos sobrehumanos.



Claro que ya no pretende transformar a toda Cuba en una comuna comunista, donde sus gentes vivirían felices, garantizado el pan, la salud, la educación y la vivienda, trabajando para Papá Estado y Mamá Revolución, sin otro interés que el de contribuir al bienestar del colectivo. Ahora no reta a las leyes de la naturaleza, no conspira con la biología, no sueña con industrializar la agricultura, ni atenta contra la ecología.


Su escenario trasciende los límites de la isla. Su nueva misión como resucitado es planetaria. Por eso deambula por Internet con un puñado de cuartillas, alejado de los problemas terrenales de los cubanos enclaustrados en el archipiélago. Sus visiones no miran al pasado. Quizás porque el pasado le trae malos recuerdos.


Ahora que resucitó, le queda vida para ver cómo la cosecha de sus delirios les quebró a los cubanos la esperanza y tiene postrado al país.


Para los cubanos resultan obvias estas realidades. Hemos padecido medio siglo de sus fantasías. Fuera del ámbito de nuestras fronteras insulares, no hay tanta conciencia de que Fidel vivió en la utopía sembrando ilusiones paridas por sus delirios


No hay que culparlo sólo a él. Sería injusto y poco aleccionador.
Hay que decir que los aplausos con que fueron recibidas cada una de sus utopías alimentaron sus delirios. Cada una de las ovaciones otorgadas a sus proyectos irreales comparten con Fidel la responsabilidad por el triste saldo que nos deja su legado.


Cuando finalizaba estas líneas en el otoño de 2010, una nueva circunstancia reafirmó mi criterio de rescatar esos pasados delirios, que son la causa de este presente.


Después de una larga espera de catorce años, el general presidente, Raúl Castro, anunciaba la celebración del VI Congreso del Partido Comunista de Cuba, un evento del que muchos esperaban importantes cambios políticos.


Como este libro no es un ensayo sobre el castrismo, ni dicta pautas para reconstruir la democracia en Cuba, decidí esperar un poco más para incorporar a los delirios de Fidel las fantasías de los cambios pregonados por Raúl.


A fin de cuentas se trata de una narración periodística basada en hechos, no en hipótesis o especulaciones. Como autor sólo introduzco las verdades que han dado vida a los dos personajes principales de la obra: Fidel y Raúl, su mejor compañero de reparto.


En este texto no hay teoría. Tampoco es una propuesta académica porque he querido alejarme de cualquier tentación de solemnidad. Sus citas rigurosas y referencias documentadas aspiran sólo a apuntalar la verdad de los hechos. No tienen nada que ver con el entusiasmo de los fieles del castrismo o la vehemencia de sus detractores.


Quizás en su línea de narración se esconde una idea que le escuché al dramaturgo y cineasta español, Fernando Arrabal, a mediados de los 80 durante un almuerzo con unos amigos españoles en Miami a propósito del tema cubano.
“El día que los cubanos lean el Granmauna mañana y lancen una gran carcajada nacional, ese día se derrumbará el castrismo”, comentó Arrabal, palabras más o menos.



Con toda seguridad Arrabal no recordará la frase, pero siempre he guardado la verdad de aquella ironía, quizá como el mejor antídoto para nuestro dilema nacional.


Este libro intenta dejar constancia de aquellas memorias discursivas de Fidel y de estas vivencias fantasiosas de Raúl para acercarnos a nuestro drama como si fuera un sainete.


Pablo Alfonso


Miami, verano de 2011


 




< !--[if !supportFootnotes]-->

< !--[endif]-->
[1] Entrevista con Carmen Lira Saade. La Jornada, 30 de agosto de 2010. Pág. 2
[2] Fidel Castro. Discurso en la Universidad de La Habana. Granma, 4 de septiembre de 2010. Pág. 1
[3]Fidel: Cuban Model Doesn't Even Work For Us Anymore. The Atlantic, 8 de septiembre de 2010.

Fidel y Raúl: Delirios y Fatansías (II)

Por Pablo Alfonso (Tomado de El Timbeke)

Continuando con la publicación de Fidel y Raúl, Delirios y Fantasías, El Timbeke reproduce un fragmento del capitulo titulado:
Raúl no es Fidel pero es igual
 



Fue el cantautor cubano Silvio Rodríguez, quien en su Pequeña serenata diurna, popularizó aquello de “que no es lo mismo pero es igual”.


La frase se le puede aplicar a Raúl. Su estilo de gobierno no es el mismo de Fidel pero su esencia es igual. El castrismo, bajo el mando del general- presidente, no tendrá un rumbo democrático.
“A mí no me eligieron presidente para restaurar el capitalismo en Cuba ni para entregar la revolución. Fui elegido para defender, mantener y continuar perfeccionando el socialismo, no para destruirlo”.[1]


Más claro no canta un gallo. Sucede, sin embargo, que hay tanta gente empeñada en creer lo contrario, que prefieren pensar que sus deseos son realidades. Confunden los estilos con diferencias de fondo.


Raúl es diferente a Fidel porque es obvio que no tiene su carisma. Tampoco su elocuencia. No guarda las reservas familiares que Fidel mantuvo ocultas celosamente durante décadas. Con excepción de su primer hijo, Fidel Castro Díaz-Balart, el entorno familiar más cercano de Fidel estuvo alejado de responsabilidades del poder público.


Raúl es diferente. Su hija Mariela es una entusiasta activista antihomofóbica, que se ha instalado como directora del Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX). Su único hijo varón, Alejandro, teniente coronel del Ministerio del Interior, es su hombre de confianza y hay quienes aseguran que ocupa un lugar especial en el despacho de gobierno del general-presidente.


Su nieto, Raúl Alejandro, primogénito de su hija Deborah y Luis Alberto Rodríguez López-Calleja, está siempre a su lado en el círculo íntimo de su escolta personal.


Rodríguez López-Calleja es presidente ejecutivo del grupo de administración empresarial de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y ascendió a los altares del Comité Central del Partido Comunista en el último congreso, junto al otro yerno de Raúl, Lázaro Expósito Canto, primer secretario del Partido en la provincia de Sancti-Spiritus.


Raúl es diferente de Fidel porque parece ser un mejor administrador. Un gestor más eficiente, con mayor disciplina y apego al poder institucional. Más allá de estas diferencias de estilo, Fidel y Raúl comparten los mismos objetivos políticos, la misma visión del socialismo marxista leninista, y la misma mecánica represiva para mantener el poder.



Cuando se derrumbó el comunismo en Europa en 1989, Fidel ya sabía que su revolución no tenía futuro. Entonces se envolvió del todo en la bandera del nacionalismo y de la resistencia heroica para retener el poder a toda costa. Tuvo éxito en ese empeño porque Fidel siempre puso sus aspiraciones por encima de las realidades de la nación.


Fidel ejerció el poder durante cuarenta y siete años persiguiendo en vano una utopía. Raúl heredó hace ya cinco años sus despojos.


Fidel tenía treinta y dos años cuando llegó al poder y comenzó a soñar su revolución. Raúl acaba de cumplir los ochenta en medio de una pesadilla.


El castrismo está resquebrajado y cualquier reforma sustancial puede acabar con el sistema. Los históricos que integran la cúpula del poder no pueden correr ese riesgo. El mundo se ha hecho muy pequeño y vulnerable para los grandes dictadores, violadores de los derechos de sus pueblos. Hoy puede haber siempre un tribunal dispuesto a procesar a esos culpables.


Ese es el escenario donde se representa la sucesión de Raúl y la gerontocracia que lo acompaña. De ellos se podría decir con el poeta argentino Jorge Luis Borges: “No nos une el amor, sino el espanto”.


De ahí la temprana advertencia de Ramiro Valdés[2],el más comprometido de los históricos, justo en los días en que Fidel se debatía entre la vida y la muerte.


"En sus méritos, sus atributos, firmeza, su lealtad, en su internacionalismo, reconocemos a Raúl como firme cancerbero de la revolución cubana".[3]


La referencia mitológica no pudo ser más clara. Raúl debía encarnar al Can Cerbero, que con sus tres cabezas guardaba la puerta de los infiernos. Toda una amenaza, considerando que la frase la pronunció un personaje más conocido por sus andanzas en el mundo del espionaje y la conspiración que en el de la literatura.


Ese discurso de Ramiro fue transmitido en vivo por la radio y una señal interna de la televisión oficial, pero su texto no fue publicado en ningún medio cubano de prensa.



Raúl no puede enmendar el castrismo socialista. Tampoco le interesa, pero, aunque quisiera, no tiene tiempo para hacerlo. Su única alternativa es morir en el poder. En esa dirección apuntan las llamadas reformas del raulismo.


Ignoro de dónde salió la descabellada idea de que Raúl es un reformista, dispuesto a introducir cambios democráticos en el régimen. Ni siquiera las difíciles circunstancias económicas en las cuales le ha tocado gobernar lo van a mover en esa dirección. Todo lo que ha hecho y hará Raúl, junto a la gerontocracia gobernante, será tratar de ganarle la carrera del tiempo a la biología.


Modificar lo necesario y cambiar lo suficiente, sin que se les vaya de la mano ese proceso, para mantener el poder hasta la muerte. Un acto de equilibrio y hasta de magia, pero siempre un riesgo mucho menor que perder el poder y tener que rendir cuentas, al final de sus días, ante un juez Garzón cualquiera por los cargos que se acumulan sobre sus hombros.



< !--[if !supportFootnotes]-->

< !--[endif]-->
[1] Raúl Castro. Discurso Asamblea Nacional del Poder Popular. La Habana, 1 de agosto de 2009.
[2] Comandante de la Revolución. Dos veces ex ministro del Interior. Vicepresidente de los Consejos de Estado y Ministro.
[3] Discurso pronunciado en la conmemoración del 50 aniversario del alzamiento de Santiago de Cuba. 30 de noviembre de 2006.

Fidel y Raúl...(III) San Andrés de Caiguanabo

Continuación del libro Fidel y Raúl, Delirios y Fantasías. Este capítulo narra una fantasía poco conocida del castrismo, en sus momentos de máximo delirio. La creación del primer pueblo comunista del mundo, con la abolición de la moneda y el trabajo por el amor de todos.
Por Pablo Alfonso (Tomado de El Timbeke)



San Andrés de Caiguanabo

En un remoto rincón pinareño, de cuyo singular destino ya nadie se acuerda, está San Andrés de Caiguanabo.

Tomo prestada la imagen literaria de Cervantes, parafraseando a su Don Quijote, porque este relato es toda una quijotada, aunque a diferencia del hidalgo manchego, ésta no es una invención literaria. Se trata de una quijotada real, digamos revolucionaria.
Fidel lo imaginó de otra manera, pero San Andrés de Caiguanabo es todavía un humilde poblado del municipio La Palma, provincia de Pinar del Río, anclado en un bucólico rincón de la Cordillera de Guaniguanico.

Por cierto, es la misma cadena montañosa donde se entrenaron en secreto los cubanos que acompañaron a Ernesto Che Guevara en su fracasada aventura guerrillera de Bolivia, a principios de la segunda mitad del siglo pasado. En esos apartados parajes, donde se encuentra la cueva de Los Portales, se prepararon -desde el 4 de junio hasta el 15 de octubre de 1966- los cubanos escogidos por el Che, quien había regresado a Cuba dos meses antes tras su también fallida incursión guerrillera en el Congo.

Lo menciono solo como un referente porque esta historia no tiene nada que ver con eso.

San Andrés de Caiguanabo, con poco más de dos mil habitantes, casi todos campesinos y trabajadores dedicados al cultivo del café, fue el lugar donde Fidel soñó construir la primera población comunista del mundo. Un experimento destinado a convertir la utopía comunista en una realidad para el resto de Cuba.

¿Por qué escogió ese lugar? Nadie lo sabe con certeza. Solo se conoce que no fue el único. Fidel destinó otros dos poblados montañoso para ampliar el experimento: Gran Tierra y Banao en las entonces provincias de Oriente y Las Villas, respectivamente, pero en ninguno destelló la utopía con tanto fulgor como en San Andrés de Caiguanabo.

Los campesinos y trabajadores dispersos por la región fueron agrupados en una comunidad rural. Se construyeron instalaciones escolares, se proyectaron centros de salud, campos deportivos y todo lo imaginable para que sus habitantes tuvieran una vida confortable, con sus necesidades básicas garantizadas por Papá Estado.

Desde la visiónde Fidel, los hombres y mujeres del lugar aportarían felices a la sociedad el fruto de su trabajo. Ya no existiría más la responsabilidad de trabajar para la subsistencia personal o familiar. Nada de eso. El trabajo dejaría de ser una necesidad individual. Se convertiría en una responsabilidad social.

El Génesis sentencia: “Ganarás el pan con el sudor de tu frente”. Una especie de castigo, de obligación personal para sobrevivir, impuesta al hombre cuando perdió el Paraíso. En esencia, Fidel quiso rescatar ese paraíso para el hombre nuevo que desempolvó de los manuales marxista-leninistas.

Y al estilo de Dios, Fidel planificó la vida de los habitantes de su paraíso en San Andrés de Caiguanabo.

Así programó la educación de los niños y jóvenes del lugar:

“Y la vida de todos los niños estará perfectamente organizada, estará perfectamente atendida. Irán a los círculos por la mañana —bien temprano— y regresarán a sus casas al atardecer. Y cuando ya tengan edad para ir al primer grado, entonces su vida entera estará organizada alrededor de la escuela. Allí tendrán los estudios, los campos deportivos, la alimentación. Irán los lunes y regresarán los viernes y tal vez los sábados.
Porque, naturalmente, podría también plantearse qué será mejor: que se vayan ya desde el viernes para casa, o, por el contrario, se dedique el sábado a actividades deportivas en general en la escuela (APLAUSOS), y ya el sábado al mediodía van a casa. Y significa que podrán disponer también los maestros y profesores de tiempo libre: la mitad del sábado y el domingo completo (…).[1]

Así percibía los objetivos de su experimento:

“Los niños y los jóvenes no solo recibirán una educación esmerada en instalaciones magníficas, sino que recibirán una alimentación óptima, recibirán una dieta equilibrada, consumirán las cantidades máximas de alimentos que necesiten en frutas, en leche, en vegetales, en fin, en todos los alimentos. Nos interesa también ver cuáles son los efectos, en esos niños, de una vida higiénica, saludable, de la práctica de la educación física y el deporte, de una alimentación óptima, lo que significa que ya todos los niños recibirán en esas instituciones la ropa, los zapatos y la alimentación en la escuela y la recibirán gratuitamente, gratuitamente (APLAUSOS).[2]

¿Es esto acaso algo de poca importancia? ¿Es algo de poca trascendencia? No. Esto tiene que ver mucho con toda una serie de concepciones, tiene que ver mucho con la concepción general de la forma en que nosotros queremos edificar el socialismo y de la forma en que nosotros queremos edificar el comunismo”.

Y en el éxtasis de su alucinación describió cómo se transformaría la agricultura de la región, ejemplo para el resto de la isla:

“Y por lo demás, el hombre irá —con la ayuda de las máquinas y de la técnica— liberándose cada vez más del trabajo en su sentido de esfuerzo físico bruto. Y aquí mismo, en San Andrés, donde hay o había más de 1000 bueyes, toda la tierra se preparaba con yuntas de bueyes. ¿Qué significaba eso? Que todos los años había que roturar la tierra, que cientos de padres de familia tenían que enyugar los bueyes bien temprano, enganchar el arado y, yendo detrás de la yunta de buey, romper y preparar las tierras. Y realmente ese trabajo es duro. Cuando un hombre tiene que ir llevando el arado detrás de una yunta de buey, son no dos bueyes, sino tres bueyes arando la tierra (APLAUSOS), porque él tiene que ir haciendo tanto esfuerzo como cualquiera de los bueyes. (…)

Y el café está creciendo a enorme velocidad, sembrado con toda la técnica. Y no solo eso: se le van a hacer las aplicaciones óptimas de fertilizante y algo más: se van a aplicar otras técnicas más nuevas todavía, que consisten en la aplicación de hormonas de crecimiento a ese café.

Es decir, que los vecinos de esta región y todos nosotros vamos a poder observar un fenómeno nuevo también, porque se suponía que una mata crecía cuando la sembraban, la cuidaban, la cultivaban, le limpiaban la hierba, la regaban o le llovía y se fertilizaba, pero hay una cosa nueva: vamos a acelerar el proceso de crecimiento de esas plantas. En ese sentido se va a convertir también en un plan piloto. Al millón y tantas matas de café se les van a aplicar hormonas de crecimiento y posiblemente para el año que viene haya bastante café que recoger en esas plantaciones”. (APLAUSOS)[3]

Eso dijo Fidel hace 43 años. Sus alucinaciones incluían otros tantos millones de cafetos sembrados en las montañas del centro y del oriente de Cuba que producirían suficiente café para abastecer a la población de la isla y exportarlo más allá de sus fronteras.
La realidad dictó otro rumbo. El 28 de julio de 2010, la Asamblea Nacional del Poder Popular propuso realizar inversiones para reactivar el cultivo de café, que se derrumbó en un 90% en menos de medio siglo, afectado por el deterioro de las plantaciones y el éxodo de los productores según autoridades del sector.
Cuba llegó a producir unas 60.000 toneladas en la década de los sesenta, pero actualmente cosecha 6.000 toneladas, citó un informe presentado en la Asamblea.[4]

Apunto un dato curioso sobre el discurso de Fidel el día que inauguró la comuna de San Andrés. Era el 28 de enero, fecha del natalicio de José Martí, artífice de la Independencia de Cuba, pero Fidel no hizo ninguna referencia a quien, según él, fue “el autor intelectual del Moncada”.

Quizás por entonces el Comandante en Jefe consideraba al nacionalismo independentista como “una manifestación pequeño burguesa”. Estaba en boga el marxismo-leninismo y faltaba mucho para que desapareciera del mapa político la madre patria soviética que lo amamantaba.

Nadie sabe, ni se sabrá nunca, cuántos millones de dólares se derrocharon en el intento, cuántas infundadas esperanzas se sembraron, ni cuántas ilusiones se esfumaron. Quizás ni los mismos habitantes que hoy viven en el llamado Pueblo Nuevo de San Andrés de Caiguanabo conozcan ese paréntesis de su historia.

En un país donde la ineficiencia es la regla generalizada lo único eficiente es la mala memoria. Mejor diría la historia olvidada de los fracasos y fantasías alucinantes de Fidel, que es sepultada por el silencio, desterrada al olvido por la versión oficial de la historia revolucionaria.

Para conocer los detalles de la utopía hay que hurgar con suerte, paciencia y discreción en los archivos de prensa y adentrarse en los abrumadores discursos pronunciados por el Máximo Líder.

En algún lugar de los archivos fílmicos de Cuba, por ejemplo, está enterrado el documental de Lucía Corona, San Andrés de Caiguanabo, cuya música estuvo confiada a las guitarras de los cantautores de la Nueva Trova, Pablo Milanés y Noel Nicola. Una oda fílmica a los empeños de construir el hombre nuevo en el paraíso castrista.

No faltó tampoco la presencia de los intelectuales de la izquierda europea, algunos de cuyos exponentes de la época visitaron el laboratorio humano de San Andrés. Hasta allí llegó en 1968 el cineasta francés Jean-Luc Godard. El destacado director francés había viajado a Nueva York y a Berkeley, California, para filmar la secuencia de Una Película Americana, un proyecto que nunca completó y más tarde a Canadá para otra ronda de grabaciones del documental Comunicaciones, que tampoco concluyó. Desde ahí se dio un saltico a la Cuba Socialista, antes de retornar a Francia.

El diario Granma reseñó el viaje como si se tratara de un especial interés de Godard en filmar la experiencia comunista de San Andrés.[5]

No hace mucho el académico cubano Rafael Hernández abordó el alucinante proyecto de Fidel en una publicación de la Universidad de Harvard. Hernández, quien dirige en La Habana la revista Temas, le ha querido dar al asunto un tinte ideológico, con un alcance teórico inscrito en el conflicto de la entonces Unión Soviética y la China de Mao Tse-Tung.

El desafío de construir un socialismo distinto y distante de los modelos soviético y chino, ponía al máximo el espíritu de defensa de la nación en su camino independiente, la vista fija en el ideal de una sociedad superior.
Aquel encaminamiento en solitario se mantenía sobre la dramática certidumbre de que Cuba sería la primera sociedad en experimentar formas comunistas de organización y convivencia social. (…).

Aquella utopía desafiante era algo más que un simple acto de voluntarismo o extremismo jacobinista -como podría juzgarse desde hoy-, era parte de toda una concepción del socialismo, opuesta a la de los manuales soviéticos. San Andrés de Caiguanabo no era así un mero falansterio utópico, sino un argumento en una intensa polémica de ideas y teorías sobre la revolución socialista, en la que se involucraban no solo la vanguardia política y los intelectuales orgánicos, sino numerosos ciudadanos”.[6]

No creo que haya que ponerse tan serios. El asunto es más simple. La envoltura ideológica con la que Hernández cubre tamaña megalomanía fidelista, no sirve para explicar otros proyectos, tan grandiosos como impracticables, convertidos en rotundos fracasos.

Poco o nada tenía que ver el conflicto ideológico chino-soviético con la obsesión genética de Fidel, la inseminación artificial del Manjuarí, las siembras de fresas y otros tantos proyectos que revisaremos más adelante.

El 16 de julio de 2008 se celebró en San Andrés de Caiguanabo el cincuenta aniversario de la creación del Frente Guerrillero en Pinar del Río. De ello dio cuenta la televisión provincial TelePinar. Ninguno de los presentes se refirió al proyecto comunista que soñó Fidel para ese lomerío.[7]

De aquellos sueños no queda nada, como dice una popular canción. Quien visite hoy el lugar, escogido por Fidel como cuna de la sociedad comunista soñada para Cuba, encontrará un mísero caserío que no se diferencia en nada del resto del país: falta agua, transporte, recursos de salud, educación y comida.

San Andrés de Caiguanabo volvió a ser noticia nacional a fines del verano de 2008. Por el olvidado caserío cruzaron, en pocas semanas de diferencia, los huracanes Gustav y Ike destrozando los ranchos del poblado y aumentando la miseria en la que todavía viven sus pobladores.





[1] Fidel Castro. Discurso. San Andrés de Caiguanabo. 28 de enero de 1967.
[2] Ibid..
[3] Ibid..
[4] Debaten diputados asuntos socioeconómicos del país. Granma. 29 de julio de 2010. Pág. 1

[5] Filma Jean-Luc Godard en San Andrés. Granma. 10 de febrero de 1968. Pág. 2
[6] Hernández, Rafael,“The Red Year” ReVista, the Harvard Review of Latin America. Volume VIII, Number 11. pp. 21-24. Winter 2009.
[7] Acto por el aniversario del Frente Guerrillero de Pinar del Río. Presidido por el Comandante de la Revolución Ramiro Valdés Menéndez y el General de Cuerpo de Ejército Leopoldo Cintras Frías, en el acto oradores patentizaron la disposición del pueblo de continuar la lucha al lado de la Revolución. María del Carmen Concepción González, integrante del Secretariado del Comité Central del Partido, destacó cómo tras su constitución, el Frente en breve alcanzó prestigio, un mando único y el apoyo de los pobladores.